Chile, la alegría ya viene

Cristopher Burdiles

En 30 días Chile hizo lo que no se hizo en 30 años. Es imposible negar la crueldad, el abuso, la violencia, el activismo y las fuertes demandas que hoy en día nos demuestran que estamos más unidos que nunca. La verdad es que no sé como explicar lo que siento, han sido semanas duras, hemos tenido miedo y coraje, hemos sentido felicidad, tristeza y incertidumbre, pero nunca nos planteamos bajar los brazos y dejar esto hasta aquí. Era bastante simple la razón, estábamos cansados, no cansados de protestar, de marchar, de aguantar o de gritar, sino que estábamos cansados de ser tratados como cosas, reemplazables, prescindibles, en un sistema que es más que diabólico, es asesino.

Día a día pensaba en la falta de empatía de este sector tan pequeño, pero a la vez tan privilegiado, una clase política sorda, muda y ciega representada por aquel que cumple esta función mejor que nadie, “el tatan”, un presidente al servicio de sus amigos los empresarios, y ¿por qué no ayudarlos? Si el también es uno de ellos. Pasaban los días y se denotaba un ambiente tenso, con falta de propuestas y soluciones concretas para un pueblo con hambre de justicia. Hoy 15 de noviembre 2019 se comienza a sepultar una constitución que nos divide y que crea barreras, una constitución capaz de vender a su madre por un poco de dinero, una constitución al servicio de aquellos quienes la crearon, encerrados bajo cuatro paredes e impuesta de forma agresiva bajo una dictadura aún peor. Hoy 15 de noviembre podemos decir y gritar que hemos ganado esta batalla, pero que este será el principio de muchos otros cambios.

Es necesario entender que este proceso de construcción constitucional es un proceso lento, tedioso, burocrático, pero a su vez esperanzador y necesario. ¿La forma? Asamblea Constituyente, concepto al parecer tan poderoso, que la derecha en Chile prefiere llamarla “Convención Constitucional”, la verdad a esta altura da lo mismo como se llame, mientras se logren las peticiones de todo un país y no antes de eso, estaré conforme.

Foto: Acuerdo Por la Paz Social y la Nueva Constitución, 15 de Noviembre 2019

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *